2.9.13

El día que te quieras ir, vete, pero no digas nada, ni hagas ruido. Tranquilo que cuando yo me despierte no me dolerá no verte, seguiré con mi vida como si nunca hubieras ocupado ese lado de la cama, porque yo te dejé de querer hace tiempo. Lo que si me dolerá será si hablamos del tema, no quiero hablar del tema, porque a mi lo que me duele no es que te vayas, sino el haberte dejado de querer por tu maldito egoísmo, porque fuiste un gran dolor y cuando decidiste que ya era suficiente yo ya estaba vacía de lo que tanto te daba.

1 comentario:

  1. Vaya, me gusta el diseño de tu blog.
    ¿La foto de la entrada la has hecho tú? En cualquier caso me encanta.
    (un beso)

    ResponderEliminar