24.11.12




"Ella siguió viniendo a la tienda con las demás, se sentaba en su butaca y leía, leía siempre, siempre sola en su mundo privado, en su exilio impuesto o voluntario, nunca llegué a saberlo, y que yo envidiaba tanto."

3 comentarios: