23.8.12

Eramos tan complicados:

Está sensación de malestar permanente en pleno verano, es una cagada. No se si eres tú o tu fantasma, pero algo no va bien. No me acostumbro a estar sin ti, creí que si pero no. Fuiste un perro rabioso conmigo todo el rato pero con unos cuantos lametones al día me bastaba, me aliviaba, no se como explicarlo. Me creaste heridas profundas de tanto morder y aún así tu eras el único que podías curarmelas. Nunca pedí más, mas que estar contigo que me acariciaras de vez en cuando eso me hacía bien, al final del día creo que yo me convertía en la perra.
Y ahora aquí estoy con ausencia de abrazos que solo tu me dabas, solo tu sabías tratarme. Yo era complicada lo sé, pero tu también supongo que sabíamos nuestros fallos y por eso nos queríamos aunque después me sacaras las garras.
 Nadie nos veía bien juntos, eso también lo sé, pero por eso me enamore de ti por llevar la contraria al mundo y porque eras especial. Lo nuestro era droga de la dura, de la que no se ve en cualquier parte, la que cuesta encontrar no creo que encuentre una droga como tú pero también te digo que no encontrarás a una como yo. Lo nuestro no era pasión era vivir al limite, creamos sueños que llegamos a cumplir, volamos muy alto y creo que por eso dolió tanto la caída. En cambio no te lloro, no porque no quiera sino porque no me sale, porque a pesar de todo fue precioso, y lo sigue siendo y lo será aunque nos pese, porque nos recordaremos cada día de nuestra vida, porque esas marcas no se borran tan fácilmente y eso se lo tendrás que explicar a la futura madre de tus hijos.
Por mi parte no creo que encuentre a nadie, soy tan complicada, recuerdo que tu supiste ver mucho mas de mi que yo misma, mucho mas de mi cara de borde y mucho mas de este carácter que mata a una mosca sin ni siquiera mirarla. Y no creo que nadie me quiera como me llegaste a querer tú de esa manera tan complicada pero tan pura, tan real.
Y aquí me tienes sincerándome porque ya no puedo más porque todo esto se me hizo pequeño, me cuesta respirar y me cuesta pensar que todo saldrá bien allá donde yo vaya, porque no me sale fingir más, solo quiero estar conmigo misma porque no debo estar contigo. Fuiste la droga mas dura y ahora estoy pasando el mono. Te añoro y añoro tus "te quiero princesa" antes de cerrar los ojos. ¿El único fallo? que eramos tan complicados.




2 comentarios: